miércoles, 6 de mayo de 2015

Justicia para las Víctimas de Boko Haram


El monstruo Boko Haram nació en 2002, como una escuela islámica caracterizada por su rechazo a la educación occidental. Con el objetivo de instaurar un Estado islámico en el Nordeste de Nigeria, sus militantes iniciaron, en 2009, las primeras acciones violentas. En 2013, Boko Haram fue calificado por Estados Unidos como una organización terrorista. El pasado año se recrudecieron los ataques y los yihadistas proclamaron un califato en las áreas que controlaban, además de anunciar su adhesión al Estado islámico. Los crímenes perpetrados por Boko Haram se multiplicaron, incluyendo los secuestros de niñas y mujeres, violaciones, matrimonios forzados, esclavitud sexual, etc. En abril de 2014 este grupo provocó la condena unánime de la comunidad internacional cuando raptó a las 200 niñas de Chibok. Pero desafortunadamente estas niñas no son las únicas víctimas de Boko Haram. Tan solo en 2014, más de 1000 mujeres y niñas fueron secuestradas y convertidas en esclavas. Se calcula que en este momento hay cerca de un millón doscientos mil personas, de las que 800.000 son niños, que han tenido que dejar atrás sus hogares y desplazarse a un lugar seguro para refugiarse del terror. Las acciones de Boko Haram se extendieron incluso al territorio de Camerún o Chad.
Desde febrero de este año, una task force multinacional compuesta por tropas de Nigeria, Chad, Camerún y Niger, está combatiendo a los insurgentes yihadistas y ha conseguido recuperar el control de gran parte del territorio así como arrinconar a los fanáticos criminales, que han tenido que refugiarse en los bosques. No obstante, todavía es pronto para dar por desactivado a Boko Haram. El Consejo de Seguridad expresó su apoyo a la fuerza multinacional mediante una nota de prensa publicada el 5 de febrero de 2015. En estos momentos, a iniciativa de Chad y con el apoyo de Francia, se está estudiando la posibilidad de presentar al Consejo una propuesta de Resolución que debería adoptarse en el marco del capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que serviría para reforzar la implicación de la comunidad internacional.

La Corte Penal Internacional ha realizado un examen preliminar de la situación en Nigeria, que ha concluido en un informe en el que se constata que Boko Haram ha cometido crímenes contra la humanidad desde 2009. En el informe se habla de asesinatos y persecución, pero la Fiscalía es consciente de que los ataques se han recrudecido desde 2014 y que la lista de crímenes debe incluir las violaciones o la esclavitud sexual. Todas estas atrocidades también son calificables de crímenes de guerra, pues se puede considerar la situación en Nigeria como un conflicto armado interno. Este país ha ratificado el Estatuto de la Corte, por lo que ésta tiene competencia para conocer de estos crímenes. No obstante, sobre la base del principio de complementariedad, la responsabilidad primordial para investigarlos y perseguirlos corresponde a los tribunales nigerianos.
En estos días Nigeria se prepara para un cambio de gobierno. El Presidente Goodluck Jonathan será sustituido a finales de este mes por el ganador de las últimas elecciones, Buhari, que se ha comprometido a acabar con Boko Haram. Esperemos que el nuevo Gobierno haga honor a este compromiso y que con el apoyo de los Estados vecinos y de la comunidad internacional logre neutralizar definitivamente la amenaza yihadista en uno de los países más ricos del África subsahariana.

Pero también es fundamental que Buhari se comprometa a hacer justicia, lo que incluye investigar, perseguir y castigar los crímenes cometidos. Y, en lo posible, reparar el daño causado a las miles de víctimas, prestándoles la asistencia y el apoyo necesarios. Las mujeres secuestradas han sufrido crímenes de una crueldad difícil de imaginar. Esas mujeres merecen que se haga justicia. Y si los tribunales nigerianos y las instituciones del país no pueden proporcionársela, deben actuar la Corte Penal Internacional, así como la comunidad internacional para garantizar que el daño sea reparado en la mayor medida posible. 

1 comentario:

  1. Hola Alicia,
    ¿Cuál sería en tu opinión la solución para detener a este hombre? La verdad es que es horroroso el cúmulo de crímenes que comete. Gracias por el artículo, interesa mucho! Un saludo.

    ResponderEliminar

Espero aquí tu comentario. Gracias!

Páginas vistas en total