viernes, 22 de junio de 2012

¿Puede ser el Español un Idioma Científico?

El dominio del inglés en el ámbito científico es apabullante. Desde hace unos años se ha consolidado también en el área de las ciencias sociales y jurídicas. En estos campos el debate científico se está desarrollando en inglés, habiendo quedado el resto de lenguas completamente marginadas. 

En mi disciplina, el Derecho internacional público, donde antes el francés, el italiano o el alemán, además del español eran referencias obligadas, hoy el inglés domina claramente.
Las revistas científicas con mayor impacto están en inglés y eso nos fuerza a escribir en ese idioma si queremos aspirar a participar y obtener financiación fuera de España para proyectos de investigación. Pero no se trata únicamente de escribir en inglés, se trata de pensar en inglés, de adoptar otro modo de aproximarnos a los problemas jurídicos. Esto lleva a un empobrecimiento del debate y del discurso académico y a la imposición de unas líneas de investigación impulsadas desde el mundo anglosajón. 

Hemos llegado hasta un punto realmente preocupante. Hace unos días me topé con un artículo de Bardo Fassbender, en el European Journal of International Law (una de las revistas con mayor impacto en nuestro ámbito), en el que el autor comentaba dos tesis doctorales escritas en alemán. El artículo estaba en inglés y el autor - un alemán que ha escrito gran parte de su obra científica en inglés  - se preguntaba qué sentido tiene seguir escribiendo tesis doctorales en alemán, cuando hay tan poco gente capaz de leer ese idioma. En su opinión sería mejor que los doctorandos escribieran sus trabajos en inglés. 

¿No es esto ir demasiado lejos? ¿Alguien puede pensar que Habermas, Luhmann, Bobbio, Ferrajoli, Ortega, Foucalt, etc, etc, etc, habrían desarrollado sus grandes teorías si no hubieran tenido la posibilidad de escribir su obra en su lengua materna?

En España tenemos un idioma con un potencial enorme. En las universidades latinoamericanas se está generando una investigación relevante. Me pregunto, ¿cuándo podremos tener disponibles bases de datos que puedan competir con las anglosajonas y donde se puedan obtener los artículos científicos en español a texto completo? En lo que se refiere al impacto de una obra científica la calidad puede ser un requisito necesario, pero no suficiente. El impacto también tiene que ver con el alcance de la disponibilidad de una obra, con el número de personas que pueden acceder a ella simplemente haciendo click a un enlace desde su ordenador. Cuando ahora hacemos una búsqueda en bases de datos desde las Universidades los artículos que obtenemos están en inglés. El dar acceso electrónico a la obra científica en español es prioritario. Debería ser una prioridad para nuestro Gobierno en colaboración con los demás gobiernos latinoamericanos.  Está bien que intentemos establecer una comunidad científica en la Unión Europea, pero el futuro del español como lengua de ciencia no se juega en Europa sino en Iberoamérica. Tratemos de construir entre todos una comunidad científica en español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero aquí tu comentario. Gracias!

Páginas vistas en total