sábado, 23 de junio de 2012

¿Casus Belli entre Turquía y Siria?




Los temores de que el conflicto sirio se desbordara más allá de las fronteras de Siria se han confirmado. El régimen sirio había traspasado ya todas las líneas rojas, pero la comunidad internacional, hasta el momento, ha sido incapaz de reaccionar de una manera eficaz. Puede que ahora haya violado otra línea roja que, esta vez, sí propicie una respuesta contundente. Un jet militar de reconocimiento turco fue derribado ayer por el ejército sirio. El gobierno turco, en boca de su presidente,  parece haber admitido que el avión podría haber invadido el espacio aéreo sirio, pero también ha subrayado que eso no justificaba en ningún caso el derribo del avión por parte de las defensas antiaéreas sirias. 

Los sirios han reconocido la autoría del incidente y se han dado cuenta de la gravedad del asunto. El régimen sirio ha pedido disculpas y ha ofrecido su cooperación a las autoridades turcas para encontrar los restos del avión y a los dos tripulantes. Las Armadas de los dos países están trabajando en las tareas de rescate y localización.


Que el derribo de un avión militar pueda propiciar una respuesta más contundente que la que se ha dado desde la comunidad internacional a los miles de asesinatos cometidos por las autoridades sirias es por supuesto decepcionante (incluso repugnante en términos éticos), pero quizás lo importante en este momento es detener las masacres, sea cual sea la causa que inspire una intervención.

El gobierno turco ha declarado que se tomarán represalias contra Siria. Si Turquía decidiera hacer uso de represalias armadas, tendría que calificar el derribo del avión como agresión e invocar el derecho de legítima defensa. Es muy improbable que se llegue a activar el artículo 5 del Tratado de la OTAN. Esta disposición sólo se ha invocado una vez (tras los atentados del 11-S). Además, formalmente, se requiere que el incidente haya tenido lugar en territorio de los miembros de la Alianza, lo que técnicamente no ha ocurrido si el avión fue derribado en espacio aéreo sirio. 

En el caso de que invocara el derecho de legítima defensa, hay que tener en cuenta que la reacción en respuesta debería ser inmediata y proporcionada. Podría ser la ocasión perfecta para imponer una zona de exclusión aérea en Siria y corredores humanitarios. Sería una medida proporcionada, que disminuiría el margen de destrucción del régimen sirio y permitiría que muchas personas pudieran ponerse a salvo. No creo que el derribo de un avión se vaya a convertir en un casus belli, aunque sí podría ser la excusa perfecta si Turquía y sus aliados estuvieran realmente dispuestos a intervenir en Siria.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero aquí tu comentario. Gracias!

Páginas vistas en total