sábado, 3 de marzo de 2012

El Asad en el Banquillo? Un Nuevo Brindis al Sol


¿Cuáles son las posibilidades reales de ver algún día a El Asad ante un tribunal? La Unión Europea ha manifestado que va a apoyar la recolección de pruebas de los crímenes que se están cometiendo contra el pueblo sirio a instancias de El Asad. Pero realmente la posibilidad de enjuiciar al Presidente sirio pasa hoy por hoy por la victoria de la oposición.

La Corte Penal Internacional no puede investigar los crímenes porque Siria no ha ratificado el Estatuto de la Corte. La única posibilidad sería - como sucedió en el caso de Libia, que tampoco lo había hecho, - que la situación fuese remitida a la Corte Penal por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El veto ruso y chino lo impediría. En los casos de Yugoslavia y Ruanda los  tribunales penales ad hoc que todavía se encuentran juzgando los crímenes cometidos en ambos países, fueron creados también mediante sendas resoluciones del Consejo de Seguridad. De nuevo, en el caso de Siria, los vetos de Rusia y China serían decisivos. Otros tribunales penales son de naturaleza mixta (jueces locales e internacionales) y han sido establecidos mediante un acuerdo entre el Estado y Naciones Unidas. Es el caso del Tribunal Especial para Sierra Leona. Esta opción sólo sería posible si El Asad es derrotado y los sirios piden la asistencia de la comunidad internacional para enjuiciar al criminal. Si El Asad es expulsado del poder también podría ser que los sirios decidieran juzgarlo en Siria sin la ayuda de la comunidad internacional.

En cualquier caso, para ver sentado a El Asad en el banquillo será imprescindible primero expulsarlo del poder. Con un ejército muy bien pertrechado  y una oposición debilitada este escenario parece cada día más lejano. Estoy en contra de las intervenciones mediante el uso de la fuerza para derrocar a dictadores. Si se admitieran habría que intervenir en medio mundo. Las llamadas intervenciones prodemocráticas son ilegales, debilitarían la prohibición del uso de la fuerza en las relaciones internacionales y si llegaran a implantarse retrocederíamos varias décadas en la evolución del derecho internacional.

No obstante, en casos de emergencia humanitaria como el sirio, la intervención se debería haber producido para garantizar, incluso mediante la fuerza armada, la asistencia humanitaria. Hoy por hoy el que veamos a El Asad ante un tribunal depende únicamente de los sirios y no de lo que está haciendo la comunidad internacional o de lo que dice que va a hacer la Unión Europea. Con su ofrecimiento de ayudar a documentar los crímenes de El Asad la Unión está haciendo tan sólo un brindis al sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero aquí tu comentario. Gracias!

Páginas vistas en total