domingo, 17 de junio de 2012

¿Qué Pasa si un Estado se Hunde Bajo las Aguas?

Según el Panel intergubernamental sobre cambio climático, un organismo de carácter científico establecido por la Organización Meteorológica Mundial y Naciones Unidas, la subida del nivel del mar puede poner en peligro la existencia de Estados archipielágicos o insulares como Kiribati, Tuvalu, Tokelau o las islas Marshall. Se estima que otros muchos Estados insulares, así como territorios costeros de numerosos Estados podrían quedar sumergidos bajo las aguas en los próximos decenios. Es lo que ha ocurrido ya en Hawai donde la isla de Whale Skate ha quedado completamente sumergida. Este informe de Anthony Oliver-Smith (Institute for Environment and Human Security, United Nations University) analiza perfectamente los riesgos y examina varios casos concretos.

La preocupación de los Estados archipielágicos es muy real y va creciendo a medida que se suceden los informes científicos en que se alerta sobre las consecuencias del inédito calentamiento global. Maldivas se ha gastado 70 millones de dólares en la construcción de un muro para proteger su capital de posibles inundaciones. Además ha expresado su deseo de comprar territorio en India o en Sri Lanka, Estados que parecen haberse mostrado receptivos a la propuesta. El objetivo sería que la población y el Gobierno se trasladaran al nuevo territorio si la inmersión de las islas se materializara. Una cuestión abierta es si este tipo de adquisición territorial iría acompañada o no de una transferencia completa de la soberanía sobre el territorio. Estas transacciones no son muy comunes, pero se han realizado en el pasado. Así Rusia vendió Alaska a Estados Unidos en 1867 por algo más de 7 millones de dólares.

A diferencia de Maldivas, la mayoría de los Estados amenazados está en el grupo de los países menos adelantados del mundo, lo que disminuye su margen para poner en marcha medidas de adaptación al cambio climático.

El hundimiento del territorio de un Estado bajo el océano es un caso completamente inédito. Se plantean interrogantes para los que el Derecho internacional actual no parece tener una respuesta, ¿seguiría el Estado existiendo a pesar de haber perdido su territorio, uno de los tres elementos constitutivos de la estatalidad? ¿qué pasa con la titularidad de los espacios marítimos, incluyendo el mar territorial y la zona económica exclusiva? ¿dónde se puede acoger a los nacionales del Estado sumergido? ¿qué estatus se les debería reconocer: serían inmigrantes o refugiados climáticos? En caso de que se considere que el Estado desaparece, ¿qué pasaría con las deudas pendientes con otros Estados, organizaciones internacionales o acreedores privados? Y ¿qué pasa con los nacionales de Estado sumergido? ¿se convertirían en apátridas?

Y la gran pregunta ¿Se podría exigir algún tipo de responsabilidad a los Estados que contribuyen al calentamiento global y que no han cooperado lo suficiente para tratar de revertir el proceso?

Este año los participantes en el Jessup Moot 2012 tendrán que analizar todas estas cuestiones. Les deseamos mucha suerte a todos los equipos y en especial al de la Carlos III que está ya empezando a trabajar en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero aquí tu comentario. Gracias!

Páginas vistas en total